Centro Médico de Vacunación

Atención Médica en Línea

Difteria

La difteria es una infección bacteriana grave que afecta las anginas y la garganta. La difteria provoca dolor, fiebre, inflamación de las glándulas y puede bloquear las vías respiratorias provocando dificultad para respirar. Cuando alcanza etapas más avanzadas, la difteria puede dañar el corazón, los riñones y el sistema nervioso. Aun con tratamiento, la difteria puede ser mortal; hasta el 3 por ciento de las personas que la contraen mueren por su causa. Este índice es mayor entre niños menores de 15 años. 

 

IMPACTO  

A principios de siglo la difteria era la décima causa de muerte en el mundo, pero sufrió una drástica declinación en su incidencia a partir de la introducción de la vacuna en las décadas de 1940. En las poblaciones vacunadas los casos son aislados y limitados a grupos familiares o comunitarios, pero en muchos países subdesarrollados sigue siendo un problema de salud pública. 

FACTOR DE RIESGO 

Las personas con mayor riesgo de contraer difteria son los niños y adultos que no están vacunados, los que viven en condiciones insalubres o de hacinamiento, cualquiera que viaje a un área donde la difteria es endémica. 

 

VACUNA  

Las primeras dosis contra la difteria son a los 2, 4, 6 y 18 meses de edad, va incluida con otras 4 o 5 vacunas en la misma jeringa. A los 4 años se refuerza aplicando solamente tétanos, difteria y tos ferina. Los adolescentes y adultos deben aplicarse refuerzos cada 5 a 10 años. Las mujeres embarazadas deben recibir una dosis de esta vacuna en el embarazo a partir del tercer trimestre, para transmitir anticuerpos y proteger al recién nacido.